Jesús María: una edición que quedará para la historia

Anoche con Paulo Londra cerró la edición número 55 del reconocido festival ante más de 20mil personas.

El Festival Nacional de Doma y Folclore vivió una edición muy especial en el 2020 teñida de un record histórico que lo posiciona una vez más como uno de los eventos más importantes del país. Pero también se vio manchada por una tragedia que cuestiona una vez más la práctica de la doma.

El lunes pasado un jinete cayó al piso y el caballo sobre él, provocándole la muerte minutos después. Al día siguiente, por respeto al hombre fallecido, los organizadores decidieron suspender todas las actividades de campo. El miércoles se normalizó el festival.

En el transcurso de la semana otros dos jinetes sufrieron accidentes graves y están bajo asistencia médica peleando por sus vidas. Casi todos los años se cuestiona esta práctica por la muerte de caballos y hoy Jesús María vuelve al debate pero por pérdidas humanas.

Al margen de este terrible episodio, hasta el domingo el festival había vendido 165.000 entradas, un número que intentaba acercarse al récord logrado en 1990 con 170mil. Finalmente la noche de Londra despegó y esta edición marcó un antes y un después.

Bajo la lluvia el cordobés repasó sus grandes éxitos internacionales ante más de 20 mil fans. Pero no fue el único que convocó a miles de personas, ya que la noche del viernes con el Chaqueño Palavecino y Los Palmeras, el predio agotó entradas y casi 30mil espectadores bailaron en la madrugada del sábado en el Anfiteatro José Hernández. La presencia de Abel Pintos también concentró a más de 20mil personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *